Casa Agustín

   Creo que somos todos bastante egocéntricos pero las personas que le ponen su nombre a un producto o a un restaurante, por ejemplo, creo que ya son todavía un poco más egocéntricos. Una de las cosas que más gracia me hace es ver en los pueblos los nombres de los restaurantes con nombre de persona, en casi todos los pueblos hay uno así.
   No hace mucho estuve de nuevo en Albalate del Arzobispo (Teruel) y como ya había estado dos veces en uno de sus restaurantes cambié a otro de la localidad. En esta ocasión fui al Bar Restaurante Casa Agustín, uno de esos locales que tienen el nombre de su propietario y que es bastante conocido.
   De este restaurante lo más conocido es la oreja de cerdo, las judías blancas y también el pescado aunque yo no puedo opinar sobre ello porque no probé ninguna de las cosas, las orejas de cerdo porque no me gustan y el pescado porque no me apetecía.
   Lo bueno de este restaurante es que hacen todo a la brasa así que todo tiene un poco menos de grasa; el chorizo, la longaniza, la morcilla, el ternasco, los pimientos de padrón... También hacen muy buenas las patatas bravas y los calamares a la romana, aunque eso no lo hacen a la brasa.
   Lo que menos me gusta de este lugar es que le pasa como a todos los que tienen brasa y es que sales con olor a humo y a fritanga. Mal.
   Con respecto al precio a nosotros no nos salió muy caro porque comimos todos los platos para compartir pero he hablado con otras personas que han comido judías blancas o pescado y me han comentado que es caro y que la calidad es igual que la de otros locales más baratos.
   Y por último, algo que creo que no han aprovechado son las vistas al río Martín, parece que vivan de espaldas a él.
   Un beso,
   ©  Patricia

Comentarios