Mix de colores y texturas

   Hay días en los que no me apetece comer nada más que caprichitos, sin cocinar, tan sólo abrir la nevera y sacar lo que haya para comer. Por eso es muy importante tener dos alimentos que para mí son imprescindibles en esos días en los que no hay ganas de nada: QUESO Y JAMÓN.
   El queso da igual que sea español o francés, curado o suave, en trocitos o de untar... no importa, lo único que importa es que haya queso en la nevera. Y el jamón no importa si es ibérico, serrano o Denominación de Origen Teruel, tampoco importa mucho, lo único importante es que haya jamón en la nevera.
   Así que si tenéis un día de esos en los que no os apetece mucho preparar comida, sed previsores y comprad estos dos alimentos con antelación, pueden ser al vacío; y así, cuando llegue ese día podréis disfrutar de ellos sin ningún problema. Bueno... y si tenéis ganas de preparar un delicioso plato podéis poner el queso y el jamón de aperitivo, disfrutarlo en la merienda o en el almuerzo... porque estos dos alimentos son buenos en cualquier momento.
   Un beso,
   ©  Patricia
   


Comentarios