Dalai

   Después de una larguísima temporada sin salir por enfermedad, hace un par de fines de semana volví a salir con mis amigas a cenar. Fuimos a uno de los nuevos barrios de Zaragoza, llenos de gente joven y con algunos locales para cenar o tomar una copa sin necesidad de ir hasta el centro de la ciudad.
   Lo cierto es que quedamos allí porque a una de mis amigas está recién operada de un pie y no puede caminar ni moverse mucho y este restaurante está más o menos cerca de su casa.
   Debo pediros disculpas porque las fotos de este post no las encuentro y os muestro las de la página web del restaurante, no sé que le pasa últimamente a mi teléfono que no guarda todas las que hago y luego no puedo utilizarlas, quizás me está pidiendo que lo jubile ya, espero que no.
   Quedamos a cenar en Dalai, que yo no conocía pero mis compañeros de trabajo sí, quizás es porque no suelo ir por este barrio y cuando lo hago es a casa de algún conocido y no salimos.
   Lo cierto es que es un local muy bonito, se nota que es nuevo y creo que está muy bien decorado, además de que es espacioso, con mesas grandes en las que se puede comer sin darnos codazos y especia entre una mesa y otra, algo que últimamente escasea en algunos locales.
   En cuanto a la comida, me encantó, pedí una tostada de carpaccio de solomillo con foie que estaba... y de postre, no os perdáis los postres caseros, pedimos tarta de tres chocolates, deliciosa.
   Así que si vivís por esa zona y todavía no lo habéis visitado o si venís a Zaragoza y no queréis ir al centro, que es obligatorio pero bueno, pasad por este restaurante que además los domingos por la mañana tiene actividades para entretener a los más pequeños de la casa.
   Un beso,



Comentarios