Doctora en Alabama

   Aunque su título real es Hart of Dixie (El corazón de los Estados del Sur de Estados Unidos) aquí la tradujeron como Doctora en Alabama porque no comprenderíamos a qué se referían.
   Independientemente de su título en castellano o en inglés de Estados Unidos, Doctora en Alabama es una de esas series simples que me gusta ver de vez en cuando, soy más aficionada a las de crímenes y asesinatos, para disfrutar de un ratito de relax y entretenerme viendo como las vidas de los personajes se parecen excesivamente a la mía y así ver que no todo está perdido o que todavía me quedan cosas por hacer.

   Lo cierto es que Doctora en Alabama es una serie que me encantó porque me veo muy reflejada en ella, aunque ella es médico y yo maestra, a las dos nos ha tocado comenzar nuestra carrera profesional en un pueblo lejos de nuestra casa y en el que aunque no estamos mal, sólo pensamos en volver a casa lo más pronto posible, a estar en la ciudad.
   A mí no me pasan las cosas que a Zoe, la protagonista; no me he liado con ningún camarero del pueblo donde trabajo porque tan apenas salgo entre semana y los fines de semana me vuelvo a Zaragoza en el momento en que he entregado al último niño a sus padres. Tampoco luzco tantos y tan maravillosos modelitos y aunque llevo bata, la mía es verde con estrellas y niños dibujados, ah, y alguna mancha de rotulador y témpera. De los tacones y el maquillaje casi ni hablamos, pero debo reconocer que me encantaría poder ir tan mona como ella.
   Si no habéis visto esta serie os la recomiendo porque creo que es muy entretenida y deja con la intriga de un capítulo al siguiente, es como una telenovela pero de Estados Unidos, con sus relaciones de parejas que se cambian, los trabajos que salen bien o que son un auténtico fracaso, sus momentos ridículos... para mí es como la vida misma pero un poco exagerado, pero solo un poco, porque a mí me ha pasado y me pasa cada cosa en mi vida que ya me lo creo todo.
   Un beso,

Comentarios