Algo salvaje

   Durante un tiempo era completamente contraria a los estampados animales, me daba igual de lo que fuera, no me gustaban nada. Hasta que un día me probé un vestido estampado que os mostré en otro post, El libro de la selva, y me gustó tanto que me he comprado alguna cosa más. Por ejemplo esta blusa de estampado felino en lila y negro con el fondo en blanco. Lleva una goma a la cintura para marcarla ya que es muy ancha y así la parte inferior queda como una faldita muy muy corta. El cuello está todo cubierto de minivolantes y se ata con un lazo. La compré el verano pasado en un mercadillo.
     
   Como esta blusa ya es muy llamativa la suelo combinar con pantalón neutro, en este caso fue este vaquero blanco de verano, es muy fino y no da nada de calor, que compré en una tienda local y que está lleno de detalles como los bordados de los bolsillos traseros en forma de corazón.
   Para acompañarlo llevé las sandalias en flor que ya he enseñado y este bolso con cadena que compré hace dos temporadas en Mary Paz para una boda de día. Lo mejor es que la cadena se puede quitar y lo puedo llevar como una cartera. Además de estos pendientes que parecen unos atrapasueños y que tengo desde hace muchísimo tiempo.
   Como el sábado pasado hizo fresquito por la noche, me puse esta chaqueta azul noche de Carolina Herrera que compré en rebajas hace ya tres o cuatro años, costaba unos 300 € y la conseguí por 100 €, ¡toda una ganga!. Me encanta porque es como una gabardina en miniatura con manga francesa,ajustada al pecho y más ancha en la parte inferior, me queda a la altura de la cadera por eso digo que es una minigabardina.
   Un beso

 







Comentarios