¡Olé torero!

   No estoy ni a favor ni en contra de la fiesta taurina. Creo que si no hubiese toros no habría toreros, pero si no hubiese toreros tampoco habría toros y habríamos perdido una parte muy importante de nuestra historia y tradición. Nunca he visto una corrida de toros porque me da pena que maten al animal y cómo lo tratan, pero también considero que es nuestra cultura y no debemos perderla ni olvidarla.
   Pero no estoy aquí para hablar de toros y toreros, sino para hablar de restaurantes y en el que estuve anoche cenando está relacionado con el mundo del toro y de los toreros, rejoneadores, picadores, banderilleros, mozos de espada...
   Se trata de la Cervecería Marpy en la Plaza de Santa Marta de Zaragoza, es un lugar muy curioso que creo que hay que visitar aunque tan sólo sea para ver cómo van vestidos los camareros, ¡todos van de toreros!. Además tienen cabezas de toro y fotos de toreros por todas las paredes.
   Anoche cenamos huevos trufados con patatas y pimentón, estaban muy buenos y más teniendo en cuenta que tengo colesterolemia congénita y tan apenas como huevos fritos o cualquier otra cosa que pueda provocar que me suba más.
   Pero la atención no es muy buena, tampoco puedo decir que sea mala, es sólo que los camareros son un poco secos y para mantener la clientela hay que tratarla muy bien. Quizás piensen que como es una zona turística no tienen necesidad pero yo sonreiría un poco más que no cuesta nada.
   Y con respecto al precio está bien teniendo en cuenta que es el centro de la ciudad, justo al lado de la Plaza del Pilar y que cenamos en la terraza. Por dos raciones de huevos con dos bebidas pagamos 14€, los huevos a 5€ la ración y las bebidas, una caña y una Coca-Cola 2€ cada una.
   A sitios con estos precios se puede salir a cenar aunque tan sólo sea una vez al mes.

   Un beso

Comentarios