S.T. Dupont


   Quizás penséis que soy un poco repetitiva, pero os voy contando las cosas según van pasando o las voy utilizando o incluso viviendo. Os preguntaréis que por qué digo ésto, pues simplemente porque estos días he vuelto a mi pequeña estantería repleta de miniaturas de perfumes y he cogido otro para utilizarlo.
   En esta ocasión ha sido el botecito de S.T. Dupont de la marca S.T. Dupont, que como podréis ver en el enlace, no sólo se dedica a los perfumes sino que además tienen productos de escritorio o marroquinería.
   Yo no conocía la marca hasta que redescubrí mi pequeño tesoro entre otros muchos, todos llamándome y diciéndome que querían ser ellos los escogidos, tuvo la suerte de ser elegido este pequeño vestido de dorado pero los demás que no desesperen que ya saldrán a pasear con mamá. (Jajaja).
   He de reconocer que yo probablemente nunca lo hubiese comprado en la perfumería, igual que todos los demás que tengo, pero o tengo un olfato muy despistado o me gustan casi todos los aromas, a excepción de los muy fuertes durante el verano porque en invierno la cosa es completamente diferente.
   En este caso y hablando siempre desde mi punto de vista he de decir que es un perfume potente pero no fuerte, ya que permanece el olor en la piel durante bastante tiempo pero sin eliminar al resto de olores. Me recuerda a los perfumes masculinos, de esos que huelen a madera y que después los recuerdas durante un buen rato, pero a la vez es muy femenino porque también se distinguen notas suaves.
   Y como ya hice con Chance de Chanel, os comento lo que aparece en la página de S.T. Dupont sobre este perfume, dice que es "Un floral impertinent pour une femme raffinée et pétillante", es decir, "Un floral intenso para una mujer refinada y vibrante (centelleante, chispeante...)". Yo no se si soy refinada y vibrante pero sí se lo que me gusta y todavía tengo mucho más claro lo que no me gusta y este perfume me ha gustado.
   Un beso

Comentarios