Solomillo a la pimienta

   Durante estos días de Navidad solemos comer más de la cuenta y cosas especiales, diferentes a las que comemos durante el resto del año. Aunque yo he conseguido no sólo no engordar con el turrón y demás delicias que he comido sino que he logrado perder 1 kilo porque cuando no hay celebraciones como muy muy ligero.
   El solomillo de cerdo es una pieza deliciosas, muy tierna y jugosa; nos encanta.
SOLOMILLO A LA PIMIENTA
   INGREDIENTES: 1 solomillo de cerdo, harina, 1/4 de litro de caldo de carne, 1 copa de coñac, pimienta, sal y aceite.
   PREPARACIÓN: Limpia bien el solomillo de grasa y córtalo en lonchas gruesas que luego aplanas con el cuchillo, como hacen los carniceros o los chefs y échales un poco de sal a cada una de las lonchas.
   Pasa los filetes por harina y fríelos vuelta y vuelta en una sartén en la que hayas puesto aceite de oliva, de modo que queden crudos por dentro pero un poco dorados por fuera. Echa los filetes en una sopera grande para que no se toquen demasiado entre ellos.
   En la misma sartén donde has frito el solomillo añade un poquito de harina y deja que se dore bien, después echa el coñac y el caldo de carne, si no tienes caldo preparado haz uno rápido con un vaso de agua y una pastilla de caldo. Añade también pimienta blanca, negra, verde... a tu gusto.
   Vierte el contenido de la sartén en la sopera, sobre el solomillo y deja que hierva durante unos 3 o 5 minutos y plato listo.
   Espero que disfrutes de este plato pero ten cuidado no te pases con la pimienta porque puedes estropearlo.
   Un beso,



Comentarios