Bibi Lou

   Este podría ser el nombre de una nueva amiga y aunque no lo es si que lo puede ser; no lo es porque son dos pero si que lo puede ser porque espero que estén conmigo bastante tiempo. Y más siendo que las he comprado tan tan tarde.  
   Iba caminando y de pronto noté que mis sandalias con flor me hacían daño, cómo puede ser que después de dos veranos utilizándolas prácticamente todos los días me hagan roce ahora en el talón. Pues puede ser y por una cosa muy sencilla, porque las he usado tantísimo que han dicho que ya están cansadas de tanto caminar y que quieren descansar en el lugar al que van todos los zapatos que ya no sirven y que hacen daño, en un principio es en el armario por un por si acaso y después de un tiempo en la basura.
   De momento estas sandalias en flor irán a parar al fondo del armario pero creo que cuando cambie el armario y recoja la  ropa de verano para sacar la de invierno deberían ir a la basura si no me dan mucha pena, porque hay veces que dejo que pasen el invierno calentitas en casa y las tiro cuando vuelve el verano de nuevo y veo que es imposible volver a utilizarlas.
   Para comprar un repuesto a estas sandalias he ido a una de mis zapaterías preferidas por el trato tan amable de las dependientas y por la buenísima calidad de los zapatos, Sanse en la calle Zurita de Zaragoza. Y allí he comprado este maravillo par de sandalias (esclavas) de Bibi Lou en color rosa palo con cristales y muy planas.
   Todavía no las he estrenado y no os puedo decir si son cómodas o no, espero poder estrenarlas antes de que acabe el verano porque como están diciendo que bajan las temperaturas igual tengo que esperar hasta el año que viene, espero que no. En que las estrene os lo cuento y os pongo el look completo con el que las llevaré.
    Un beso

Comentarios