Kebab ligero

   España ha sido un territorio invadido por todas las culturas y religiones por ser un territorio muy codiciado debido a su situación estratégica, y de esas invasiones nos han quedado muchas recetas y sobre todo muchos gustos arraigados.
   Yo descubrí los kebab en un viaje a Alemania en 1999, fui a visitar a una amiga que estaba allí de Erasmus, y me encantaron. En España han tardado bastante más en ponerse de moda, pero ahora en todos los barrios de las grandes ciudades e incluso en algunos pueblos, se pueden encontrar locales en los que comprarlos.
   A mí me encantan pero ponen tantísima cantidad que me cuesta terminar de comérmelo porque además suelen acompañarlo con patatas fritas y un refresco, así que la mejor opción es hacerlo en casa para que sea más ligero y eso hemos hecho aprovechando que nos regalaron estos pepinos tan ricos.
KEBAB LIGERO
   Ingredientes para dos personas: 250 gr de pechuga de pollo (normalmente se hace con cordero pero nosotras lo cambiamos para que sea más ligero), 3 cucharadas de aceite de oliva, 1 tomate, 1 pepino, 1 yogur natural, 2 hojas de lechuga, zumo de 1/2 limón, sal, pimienta negra, 4 panes de pita y 1 cucharada de perejil fresco.
   Preparación: Echa en la sartén el aceite, fríe la pechuga de pollo y cuando esté hecha córtala en tiras. Mientras puedes ir preparando el pan según las instrucciones del fabricante, normalmente hay que humedecerlo y tostarlo en la tostadora.
  Corta el tomate, el pepino y la lechuga en taquitos pequeños, mézclalo con el yogur, el zumo de limón, la sal, la pimienta y el perejil. Añade las pechugas a esta mezcla y rellena los panes.
   Si sobra puedes utilizarlo para la cena añadiendo más lechuga y ya tienes la ensalada preparada.
   Espero que os guste esta comida tan veraniega y que refresca tanto en estos días de calor, además si estáis de vacaciones y no tenéis muchas ganas de trabajar, este plato es rapidísimo.
   Un beso

Comentarios