El Sidecar

   Si escuchamos esta palabra seguro que nos viene a la memoria alguna imagen antigua, principalmente en blanco y negro, de una moto con un cochecito al lado en el que la persona que iba montada solía pasar mucho miedo. Yo me acuerdo casi siempre de Indiana Jones.
   En Zaragoza El Sidecar además de ser el carro enganchado a la moto que sirve para llevar a otra persona es un bar de tapas que está en la Calle Mayor, en pleno Casco Histórico o Casco Viejo como más os guste.
   No es un lugar al que suela ir muy a menudo pero lo visito al menos una vez al año y me gusta bastante. Al ser un local de tapas hay que intentar ir en horas en las que no haya mucha gente porque hay veces que no pueden explicarte bien los ingredientes de cada tapa debido a la cantidad de gente que tienen que atender.
   La última vez que estuve fue un viernes a las 8 de la tarde, como hacía tanto calor la gente todavía estaba en la piscina o no habían salido a la calle y nos atendieron fenomenal, estábamos prácticamente solas. Tomamos una tapa de revuelto de morcilla con huevo, morcilla y ajetes que estaba buenísima.
   La morcilla de Aragón suele ser de arroz a diferencia de la de Burgos que es de cebolla y me resulta demasiado dulce. Todavía recuerdo cuando de pequeña mi tía tenía la carnicería y hacía morcillas, estábamos esperando a que las sacara del caldero para comérnoslas tal cual, nos quemábamos la lengua y el paladar pero nos encantaban así. Ahora ya no conozco ningún carnicero que las haga y las venda recién hechas y hace muchos años que sólo las como pasadas por la sartén o a la brasa, que también están muy buenas pero echo de menos las recién sacadas del caldero.
   Bueno me he despistado un poco pero voy a seguir con El Sidecar, el nombre se lo ha dado su decoración o bien tuvieron que buscar después de decidirlo todas las motos que decoran el bar. En cuanto al precio, 2 Coca-Colas y 2 tapas nos costaron unos 8€, bastante bien teniendo en cuenta la zona en la que está. Aunque si lo pensamos un poco hasta el salir de tapas se está poniendo caro.
   Un beso

Comentarios