Pollo con Coca-Cola

   Como habréis podido comprobar me encanta el pollo, de hecho es la carne que más como porque no tiene grasa que quitar y desperdiciar y tiene un sabor muy suave al que le va cualquier salsa o producto como acompañamiento.
   Esta receta la vimos en un libro de cocina pero luego hemos hecho nuestra propia versión y aunque en un principio todo el mundo dice que como puede ser, cuando lo prueban todos quedan encantados con el sabor dulce que le da la Coca-Cola.
POLLO CON COCA-COLA
   Ingredientes para cuatro personas: 4 muslos de pollo, 4 patatas medianas, aceite de oliva virgen extra, 1 sobre de sopa de cebolla (sin rehidratar), 1 lata de Coca-Cola (puede ser light para que tenga menos azúcar).
   Preparación: Pela, lava y corta las patatas en rodajas no muy gruesas y échales un poco de sal. Pon aceite en una sartén y fríelas a fuego suave para que no se tuesten y sácalas antes de que terminen de hacerse por completo. Cuando las saques del fuego resérvalas.
   Mientras tanto precalienta el horno a 250ºC, limpia los muslos y colócalos en una bandeja de horno, echa sobre ellos medio sobre de sopa de cebolla sin rehidratar (el polvo que sale al abrirlo), un chorrito de aceite y media Coca-Cola.
   Mete la fuente en el horno en la posición media-baja, con temperatura de 200ºC arriba y abajo unos 30 minutos.
   Pasados estos 30 minutos dale la vuelta a los muslos y les echas la otra mitad del sobre de sopa de cebolla y la media Coca-Cola, además de agregar las patatas que tenías reservadas y lo vuelves a meter otros 30 minutos o el tiempo que sea necesario dependiendo del tipo de horno que tengas.
   Para comprobar si está bien hecho puedes pincharlo con un palito de brocheta o un cuchillo.
   Espero que os guste esta receta tanto como nos gusta en casa, solemos hacerla como mínimos un par de veces al mes porque es una de nuestras recetas favoritas además de que es muy sencilla y barata.
   Un beso

Comentarios