Beautiful day

   Es lunes y no me apetecía nada levantarme de la cama para ir a trabajar, entre el frío y el sueño no me apetecía nada ponerme en marcha.
   He conducido durante una hora y quince minutos para llegar al trabajo, no me apetecía nada porque seguía pensando en mi cama caliente y llamándome para que volviera a ella a seguir descansando pero lo he hecho porque es mi obligación.
   Cuando he llegado la casa en la que vivo entre semana estaba un poco fría pero por suerte en el cole habían puesto ya la calefacción y además por la tarde el aula se ha llenado de sol, un sol que además de iluminar calienta muchísimo.
   Y también la casa se ha calentado gracias al sol que entra por la mañana por la ventana de la cocina y al calor humano además de un pequeño calentón con un radiador porque aquí no hay calefacción como en mi casa de los fines de semana, que es mi hogar aunque ahora sea sólo la casa de los fines de semana. Dentro de poco se que podré vivir en esa casa, mi hogar durante toda la semana y no necesitaré tener otra porque mi trabajo estará cerca de casa y no tan lejos como ahora.
   Pues a pesar de todas estas malas cosas hoy ha sido un día maravilloso y todo simplemente porque lo he disfrutado desde el principio hasta el final, he visto amanecer mientras conducía y aunque no he visto anochecer porque con el frío no me apetece salir a la calle, estoy segura de que ha sido un atardecer precioso.
   Como el día de U2, Beautiful day.
   Un beso


Comentarios