La Tagliatella

   De pequeña, cuando veía las películas rodadas en Estados Unidos no entendía muy bien por qué esa obsesión de los americanos por ir a comer, cenar o celebrar algo a los restaurantes italianos. Aquí comíamos macarrones y alguna pizza pero caseras, casi siempre con tomate y poco más.
   Unos macarrones o spagueti con tomate y atún o chorizo están buenísimos y más si quién los ha hecho es tu mamá, no los puede superar absolutamente nadie; pero también he de reconocer que los platos que preparan en los restaurantes italianos están buenísimos.
   Lo mejor que tienen es que no los tienes que preparar tú, lo segundo que los preparan con ingredientes que a veces ni se me ocurría hacerlo en casa o que simplemente no se tienen habitualmente o incluso son un poco difíciles de encontrar, y lo mejor y más importante que te sirven y después no tienes que fregar la vajilla.
   Uno de estos restaurantes italianos y para mí uno de mis favoritos es La Tagliatella, se trata de una cadena de restaurantes que está distribuida por toda España. En Zaragoza hay dos a los que suelo acudir, uno está en Don Jaime y el otro en la calle Zurita, los dos en el centro de la ciudad. También estuve en uno en Málaga esta Semana Santa.
   Una de las ventajas que le veo a esta cadena de restaurantes es que vayas a la ciudad que vayas la carta es la misma, por lo tanto vas a tiro hecho ya que si has probado algo antes sabes que aquí vas a tener lo mismo exactamente igual. La calidad considero que es buena y las raciones abundantes, hace poco estuvimos hablando en el trabajo de otras cadenas de restaurantes italianos y mis compañeros me dijeron que se habían quedado con hambre, eso en La Tagliatella no ocurre y eso que suelo pedir sólo un plato.
   He probado casi todos los plato tanto las pizzas, como las pastas y los risottos; no puedo decir lo mismo de los postres porque normalmente no me hueco para uno y tampoco de los antipasti o de los platos de carne. Habitualmente solemos ir a cenar y tampoco es recomendable comer demasiado a según qué horas aún cuando después se que voy a pasar casi toda la noche por ahí. Algún tendré que ir a comer para poder tomarme un buen postre.
   Mi recomendación es que si queréis hacer como los americanos en las películas celebrando algo o nada en un restaurante italiano, La Tagliatella entre en vuestra lista de posibles restaurantes a visitar porque la comida está buenísima.
   Un beso

 

Comentarios