Casa Dominó

   La Plaza de Santa Marta es uno de los mejores lugares para tapear de Zaragoza, pero dentro de esta plaza hay un local que me vuelve loca desde que lo descubrí porque aunque hacen lo más sencillo del mundo que es cortar un trozo de pan y ponerle encima algo de comida, lo hacen fenomenal.
   Es el lugar que yo elegiría para tomar el vermut (como se llamaba antiguamente a lo de tapear) de toda la vida, pero también lo elijo para cenar porque está todo buenísimo.
   Recuerdo que cuando era pequeña, en mi casa tomábamos el vermut los domingos y los días de fiesta porque era algo especial, igual que lo de desayunar chocolate con churros, era cosa sólo de los domingos porque antes los domingos eran el único día en el que se hacían cosas diferentes al resto de la semana. Por ejemplo: chucherías sólo había los domingos, propina sólo en domingo, salir a tomar algo también sólo en domingo.
   Ese vermut que tomábamos en casa solía ser pan con jamón, embutido o queso, conservas: bonito, espárragos, olivas, berberechos, mejillones... y algo para beber. Pues este restaurante de tapas del que os hablo hoy es así, como los domingos en casa pero mientras que en casa cada día sacábamos una cosa o dos, aquí lo tienes todo para poder elegirlo diariamente. Por ese motivo los que nacimos en los años 70 somos tan asiduos a este local y nuestros padres también y es que nos recuerda a nuestra casa.
   En Casa Dominó he encontrado todo lo que me gustaba tanto de pequeña y casi no sé que elegir porque me apetece todo, he probado bastantes tapas de la carta pero siempre que voy hay una que pido porque es mi preferida, la tostada de longaniza batida, ¡qué buena está!.
   Tan sólo hay una cosa que tengo que recriminar y es que los pimientos que adornan el local tienen polvo, pero como esos no los sirven... ¿o si?.
   Un beso


Comentarios