Bolsas

   Cuando era pequeña guardaba los papeles de los regalos que me hacían para cubrir con ellos las tapas de los blocs, las carpetas o los álbumes de fotos que nos daban en las tiendas de fotografías cuando las llevábamos a revelar.
   Después tuvimos la suerte de que ya no teníamos tanta necesidad económica y que cambiaron las modas y nos olvidamos de los papeles de regalo pero al poco comenzó una nueva moda, las bolsas. Las primeras bolsas de plástico bonitas me las compré en unas vacaciones y después poco a poco fueron apareciendo las bolsas bonitas en las tiendas. Al principio eran de plástico pero después comenzaron a hacerlas de papel porque comenzó la concieciación ecológica.
   Así que casi sin darme me encontré con montones de bolsas de papel guardadas en otras bolsas de papel más grandes y sin saber muy bien qué hacer con ellas, hasta que un día descubrí un uso que no sólo era el de llevar dentro la ropa recién comprada de la tienda a casa.
   Me invitaron a algo, no se a qué, y llevé además de una botella de cava una caja de bombones que no sabía dónde llevar porque en la mano me parecía muy mal y decidí coger una de esas bolsas para llevarlo.
   Pero ahí no acabó la historia de la segunda vida de las bolsas, en primavera como ya os conté fui de cena con mis compañeros de trabajo y nos hicimos unos regalos "tontos" unos a otros, pues bien para envolverlos y que no se viera lo que había dentro cogí unas bolsas que corté y las utilicé como papel de regalo.
   No os quiero dar consejos de ecología tan sólo que aprovechéis algunas de mis ideas tontas que siempre me salvan de algún compromiso que no tengo muy claro como solucionar.
   Un beso

Comentarios