Guisantes con jamón

   Hay un refrán que dice: "De lo que come el grillo, poquillo" y más o menos eso es lo que me pasa a mí, que me gustan poco las verduras. Aunque yo diferencio entre verduras y hortalizas, las verduras para mí son las que aunque algunas se pueden comer crudas hay que cocinarlas  para comerlas; mientras que las hortalizas son esas que se pueden comer crudas aunque algunas haya que cocinarlas. Voy a poner unos ejemplos: las judías verdes, las acelgas o las borrajas son verduras; mientras que la lechuga, el tomate o el calabacín son hortalizas.
   También distingo entre verduras y legumbres y aquí es donde entra estos amiguitos verdes que tango me gustan y con los que disfruto mucho comiendo. Hay gente que dice que los guisantes son verdura pero en realidad son una legumbre aunque sean verdes.
   Quizás hay gente que piense que vaya tontería hacer estas diferencias si al final todo sale del campo y se siembran unas cosas al lado de otras, pues a lo mejor tienen razón, pero así es muy fácil que la gente entienda lo que me gusta y lo que no y lo tengan en cuenta cuando me inviten a comer o cenar.
GUISANTES CON JAMÓN
INGREDIENTES: 1/2 kg de guisantes congelados o frescos si estamos en temporada; 100 gr de jamón serrano, o de york o bacon según el gusto; 1 huevo duro; 1/2 cebolla y aceite de oliva.
PREPARACIÓN: Cuece los guisantes durante unos 20 o 30 minutos y mientras pon el huevo a cocer durante unos 8 minutos. Cuando el huevo esté cocido corta la cocción metiéndolo debajo del agua para que se enfríe y así lo puedas pelar mejor. Una vez que los guisantes también estén cocidos escúrrelos en un escurre verduras.
Fríe la cebolla, cuando esté hecha añade el jamón y finalmente añade los guisantes, da unas cuantas vueltas para que los guisantes cojan el sabor del sofrito de la cebolla y del jamón. No es necesario echar sal ya que el jamón o bacon tienen suficiente.
Finalmente una vez que hayas repartido los platos pon sobre los guisantes el huevo duro picado. Y a disfrutar.
   Un beso

Comentarios