Botas de punto

   Llevo un mes regular, durante el puente de Todos lo Santos estuve enfriada y hasta me salió una morrera (calentura en el labio) porque tuve un poco de fiebre; la siguiente semana estuve enfriada, por las tardes tenía un poco de fiebre y comenzó a dolerme en la zona de los riñones, me costaba levantarme pero pasé toda la semana; y finalmente la semana pasada y durante esta también, estoy de baja laboral porque tengo lumbalgia.
   Y os preguntaréis que por qué os cuento esto, pues os lo cuento porque estas dos semanas he estado vestida y calzada con lo que yo llamo ropa de andar de casa: unos leggins, una chaqueta y mis botitas nuevas.
   Estas botas que os muestro hoy me las regaló una de mis primas por mi cumpleaños y es un de los mejores regalos que me han hecho este año porque es el que más estoy aprovechando. Son de H&M y están hechas de punto, un tejido que a mí me encanta para el invierno porque tan sólo el verlo me da sensación de calor, están forradas de borreguillo lo que hace que sean calentitas de verdad y la suela es finísima por lo que parece que vaya descalza.
   Son el calzado ideal para estar enferma aunque sinceramente hubiese preferido no poder utilizarlas tanto como lo estoy haciendo porque eso significaría que estoy bien, pero ha venido así y espero que se vaya pronto.
   Un beso,


Comentarios