La reserva

   Un día vas al médico a hacerte una revisión rutinaria y al salir, aunque la cosa haya ido bien, siempre necesitas algo para animarte porque a pesar de que no lo reconozcamos, yo por lo menos siempre voy con preocupación. Y qué mejor que entrar en un bar a tomar algo.
   Pues así es como descubrí esta Cafetería y Restaurante que tanto me gusta. Está en la Calle Cádiz y es uno de los más frecuentados de la ciudad, siempre que voy hay gente tomando algo y también, sea la hora que sea, tapeando. Es un sitio en el que tanto a la hora del desayuno, como del tapeo o la comida, así como de la cena siempre hay gente acompañando la bebida con algo de comer.
   Quizás sea porque el mostrador de La Reserva, que así es como se llama este local, está siempre lleno de deliciosos bocadillitos, espectaculares tapas y deliciosos dulces. Además el servicio es muy bueno y los camareros muy atentos. Lo que más me gusta es que cuando se pide una tapa, ponen un individual aunque estés en la barra para no tener que hacer equilibrios con los cubiertos.
   Pero no sólo de barra se vive, hay veces en las que apetece sentarse tranquilamente a comer o cenar, yo he estado cenando dos veces en este Restaurante, una de ellas fue de carta y la otra de menú, y en las dos ocasiones cené muy bien aunque he de decir que la carta me pareció que tenía un precio alto pero adecuado, mientras que el menú creo que es un poco caro.
   Algo que querría destacar además de las tapas tan buenísimas son los deliciosos postres, tanto los helados como los productos de chocolate los bordan.
   Un beso,



Comentarios