Fin de semana cómodo

   Hace unos fines de semanas fui al cumpleaños de uno de mis sobrinos, cumplió 7 años, y como es lógico había muchísimos niños de entre 3 y 10 años corriendo, gritando, haciendo ruidos, jugando, dibujando... Es decir, haciendo lo que hacen todos los niños, comportarse como niños.
   Como sabía la situación que me iba a encontrar decidí ir vestida lo más cómoda posible, más o menos como lo que hago para ir a trabajar durante toda la semana, parece que lo mío es estar siempre rodeada de muchos niños, que afortunadamente para mí no son todos míos.
   Pues bien, como ya hacía frío me puse un jersey largo negro que casi parece más un vestido corto que un jersey de la marca Yhocos de cine, especializada en prendas de punto y de la que os he mostrado prendas en otras ocasiones. También llevaba los vaqueros de Fornarina que compré en un outlet y mi calzado fue el más cómodo que podáis imaginar, unas maravillosas botas de pelo, forradas de borreguillo que encontré hace ya unos años en El Corte Inglés; parecen de après ski y quizá lo sean, lo que si que son muy cómodas y muy pero que muy calentitas.
   Un beso,






 

Comentarios