Yves Rocher

   El sábado os hablé de un regalo que me hizo uno de mis alumnos del curso pasado y hoy casualmente os voy a hablar de otro regalo que recibí también los últimos días del curso pasado. Mientras que con el bolígrafo estoy casi segura de que la participación fue al cincuenta por ciento entre el niño y la mamá, en este caso estoy convencida de que el regalo fue idea exclusiva de la mamá.
   Esto no lo comento para juzgarlo, en realidad es algo habitual ya que hay niños que tiene madurez suficiente para poder saber lo que le puede gustar a una persona mayor mientras que otros todavía no han madurado lo suficiente que son los familiares los que deben tomar decisiones por ellos hasta que alcanzan esa madurez necesaria.
   Pero vamos a dejar la psicología y pedagogía de lado y a hablar de lo que realmente importa en este momento que es el regalo que me hicieron.
   Este alumno y su mamá nos regalaron a otra compañera y a mí una cesta con productos de Yves Rocher que estoy utilizando y de los que os iré hablando en próximos post, dentro encontré una esponja, gel de ducha, crema hidratante para el cuerpo, jabón de manos y crema hidratante de manos. Creo que no se me olvida nada pero si ocurre os lo contaré dentro de muy poco.
   Un beso,


Comentarios