Lugares que no quiero compartir con nadie

   Estoy segura de que muchos de vosotros si pudieseis tendríais al menos un lugar que no querríais que nadie más conociese para así poder escapar de vez en cuando del resto del mundo para tener un poco de tranquilidad. Pero también tener ese lugar secreto para poder estar con las personas más queridas.
   Pues este libro que me he leído hace poco y que tanto me ha gustado porque habla de mi ciudad preferida, a parte de Zaragoza, y a la que quiero volver en que pueda; precisamente habla de eso, de esos lugares que tanto y tanto nos gustan y a los que volvemos siempre que podemos para volver a disfrutar. Esos lugares pueden ser ciudades, museos, bares, librerías, restaurantes, papelerías, perfumerías...
   Aunque debido a la cultura gastronómica de nuestro país, casi siempre se trata de restaurantes, cafeterías o bares en los que se puede encontrar algún plato maravilloso con el que disfrutar. Pero también los museos o las librerías que nos alimentan el cerebro y el alma, lo que hace que seamos capaces de mantener conversaciones mucho más interesantes.
   Elvira Lindo, la escritora de este libro tan maravilloso que ha hecho que tenga todavía más ganas de volver a Nueva York, vive medio año en España y el otro en Nueva York debido al trabajo de su marido, otro escritor; es la autora de un personaje muy conocido que yo conocí a través de la radio pero que hasta se ha convertido en película, Manolito Gafotas.
   Cuando escuché en la radio que Elvira Lindo había escrito un libro sobre su vida en Nueva York durante medio año, pensé que había entendido mal el nombre de la autora ya que creía que ella sólo escribía libros para niños. Así que cuando fui a comprarlo estuve dudando un rato si lo compraba o no, pero como el libro hablaba de Nueva York no pude resistirme.
   Y afortunadamente compré Lugares que no quiero compartir con nadie porque como ya os he dicho me ha encantado, habla de todos los lugares que ellos visitan durante su estancia en la Gran Manzana, pero también abre mucho su corazón ya que cuenta de una forma muy normal y abierta su vida, como lo haríamos cualquiera con nuestros amigos pero con la diferencia de que ella sabe utilizar las palabras de un modo que hace que no quieras dejar de leer.
   Este libro me lo leí entre del domingo 29 de Julio y el martes 30 de Octubre, es un período largo para un libro que me gustó tanto pero hubo temporadas en las que no leía porque fueron las fiestas de mi pueblo, luego la mudanza a mi nueva casa de entre semana y para terminar las fiestas del Pilar, lo que me quitó un poco de tiempo de lectura.
   Os recomiendo que si tenéis la oportunidad os lo leáis ya que leer es la forma más barata de realizar viajes a cualquier parte del mundo sin gastarse mucho dinero, si lo compras; o nada, si lo encuentras en la biblioteca.
   Un beso,

Comentarios